La salud de las especies acuáticas en cautiverio está en riesgo permanente por la presencia de agentes contaminantes en el agua - Soluciones por aplicación de reactores de ozono
Soluciones a medida para cada necesidad de tratamiento eficiente de aire y agua

   Inicio

   Ozono

   Propiedades

   Aplicaciones

   Soluciones

   Contacto

Aplicaciones del Ozono en Peceras y Acuarios

Volver a la portada de la sección 'Aplicaciones'

Reduzca significativamente el riesgo de enfermedad de sus mascotas incorporando equipos de tratamiento de agua en base a reactores de ozono

El tratamiento del agua de las peceras con OZONO es un proceso que permite lograr un agua de óptima calidad para el cultivo y manutención de cualquier tipo de peces. Es conocida la alta efectividad del OZONO, inclusive para la depuración de aguas de consumo humano, proceso que se emplea en numerosas plantas potabilizadoras de agua modernas en importantes ciudades, y que garantiza la obtención de aguas de magnífica pureza bacteriológico y óptimas características, tales como: transparencia, ausencia de color, propiedades organolépticas y químico físicas, así como ausencia de cualquier tipo de residuo indeseable.
Para el tratamiento de agua de peceras, el sistema de ozonización del agua debe integrarse adecuadamente con otros sistemas depuradores convencionales empleados, tales como filtración  por arena  de coral y carbón activo y

depuración biológica, de modo que, además de los efectos directos del OZONO sobre la calidad del agua, se potencie la efectividad de los otro sistemas de depuración.depuración biológica, de modo que, además de los efectos directos del OZONO sobre la calidad del agua, se potencie la efectividad de los otro sistemas de depuración. Esta integración es especialmente importante en el caso del agua salada, por su mayor complejidad.
Entre las ventajas de la ozonización, pueden destacarse las siguientes:

  • Reducción de la turbidez del agua por facilitar la coagulación de la materia coloidal que normalmente no es retenida.

  • Acción decolorante, unida a la anterior proporciona un aspecto visual óptimo en cuanto a transparencia y cristalinidad.

  • Eliminación de olores desagradables.

  • Depuración del amoníaco y los nitritos.

  • Oxigenación del agua circulante.

  • Oxidación de materia orgánica del agua, proveniente de desechos y alimentos degradados, incluyendo toxinas, con lo cual se reduce la acumulación de las mismas.

  • Destrucción de microorganismos patógenos: bacterias, hongos y virus, con elevación de la calidad microbiológico del agua, evitándose enfermedades.

  • Eliminación de algas.

  • Ahorro en reactivos purificadores.

Existen equipos modulares compactos en los cuales se integran los diferentes tratamientos, que resultan adecuados para acuarios desde 600 a 2.500 L. de capacidad, según el tipo de agua y la carga biológica de peces u otros animales acuáticos que contengan.
Para instalaciones mayores, puede realizarse un diseño específico de la instalación de ozonización, la cual puede adecuarse a diferentes condiciones, en cuanto a cantidad
de agua, caudal de recirculación, dosis, espacio disponible, disposición de los equipos, etc.

Volver a la portada de la sección 'Aplicaciones'